Educación Rural y Desarrollo

Nosotros creemos que la educación en los sectores rurales requiere un enfoque distinto al de los sectores urbanos, considerando las características territoriales, socioeconómicas y culturales locales. Son pocos los procesos de innovación educativa en los sectores rurales que busquen revertir las tendencias de desigualdad educativa que se mencionan en los antecedentes de la educación rural en Chile. Por lo que nuestro proyecto busca generar una solución concreta a la necesidad educativa comunal, además de investigar a partir de nuestra praxis, para develar principios administrativos y pedagógicos que puedan aportar al debate en las políticas educativas de estos sectores. Queremos en este proceso educativo abrir una pregunta a todas y todos ¿Cómo nos imaginamos el Valle del Río Puelo y sus familias en 20 años más? Junto con ello queremos abrir un espacio de participación permanente en la construcción de esta sociedad que nos imaginamos. Este proceso es construido participativamente con la comunidad educativa y del valle en general, sin embargo queremos citar a algunos pensadores y educadores, que guían en un inicio esta pregunta que cuya respuesta será construida entre todas y todos. “No hemos de preguntarnos qué necesita saber y conocer el hombre para mantener el orden social establecido; sino ¿qué potencial hay en el hombre y qué puede desarrollarse en él? Así será posible aportar al orden social nuevas fuerzas procedentes de las jóvenes generaciones. De esta manera siempre pervivirá en el orden social lo que hagan de él los hombres integrales que se incorporan al mismo en vez de hacer de la nueva generación lo que el orden social establecido quiere hacer de ella”. Rudolf Steiner Asumir un nuevo rol de la educación donde tenga cabida como plantea Bertrand Russell el lograr que se perciba el valor de la realidad ajena a la dominación con miras a crear ciudadanos sabios de una comunidad libre combinando ciudadanía, libertad y creatividad individual. Donde los valores sociales, según Dewey, no sean el acaparamiento y la dominación, si no la asociación libre en términos de igualdad, de distribución equitativa, de cooperación, de participación igualitaria en la realización de objetivos comunes, que sean determinados democráticamente.